Rusia

Rusia

Viajá a Rusia > Ver Precios y Paquetes All Inclusive

« 2 de 2 »

De los viajes se vuelve, pero lo que nos queda en la mente no hay retorno…

Rusia, o formalmente Federación de Rusia es el país más extenso del mundo. La Federación de Rusia cuenta con una superficie de 17 098 242 km2, equivalente a la novena parte de la tierra firme del planeta, y con gran variedad de relieve y de ecosistemas. Su capital es la ciudad federal de Moscú.

La Federación Rusa se extiende a través de la mayor parte del norte del supercontinente de Europa y Asia por lo que existen una gran variedad de paisajes y climas. La mayor parte del paisaje consiste en llanuras enormes, tanto en la parte europea como en la parte asiática que son ampliamente conocidas como Siberia. Estas llanuras son predominantemente estepa al sur y arbolado denso al norte, con la tundra a lo largo de la costa del norte. Se encuentran cadenas montañosas a lo largo de las fronteras del sur, como el Cáucaso que contiene el monte Elbrus y es el punto más alto de Rusia con 5633 metros y el Altái, y en la parte este, como la Cordillera Verjoyansk o los volcanes sobre Kamchatka. Notables son los montes Urales en la parte central que son la división principal entre Europa y Asia.

Rusia tiene una extensa línea de costa de 37 653 kilómetros, que se extiende a lo largo de los océanos Ártico y Pacífico, así como bordeando mares interiores como los mares Báltico, Negro y Caspio. Las principales islas de Rusia se encuentran en los archipiélago de Nueva Zembla, Tierra de Francisco José, islas de Nueva Siberia e islas Kuriles, además de la isla de Wrangel y la isla de Sajalín.

Muchos grandes ríos fluyen a través de las llanuras desembocando en las costas rusas. En Europa estos son el Volga, Don, Kama, Oká y el Dviná del Norte, mientras otros ríos nacen en Rusia, pero desembocan en otros países, como el Dniéper y el Dviná Occidental. En Asia se encuentran los ríos Ob, Irtysh, Yeniséi, Angará, Lena y Amur. Los lagos principales incluyen el lago Baikal, lago Ládoga y lago Onega.

Lugares de Rusia que no te puedes perder

Hay tanto y tanto que ver en Rusia que necesitaríamos varias semanas para descubrirla por completo, pero te recomendamos algunas de sus atracciones más conocidas.

  • Kremlin, Moscú: La ‘Casa Blanca rusa’ está formada por un conjunto de edificios civiles y religiosos, cuatro palacios y cuatro catedrales, para ser exactos, agrupados en un recinto que delimita con la Muralla del Kremlin. El primero de esta lista de lugares turísticos de Rusia está abierto al público desde 1955, y en 1990 fue incluido en la lista de Patrimonios de la Humanidad de la Unesco. Puede visitarse con dos tipos de entrada: una para el territorio exterior del Kremlin y la plaza de las catedrales, y otra para acceder al museo de la Armería. Ambas merecen la pena.
  • Plaza Roja, Moscú: La plaza más famosa que ver en Rusia ocupa nada menos que una superficie de 23.100 metros cuadrados. También en la lista de la Unesco, separa el Kremlin, lugar de residencia de Vladímir Putin, del barrio de Kitay-górod. Su nombre no proviene del color de los ladrillos que la rodean, sino que deriva de Красная (Krásnaya), que significa ‘roja’, pero en ruso antiguo quería decir ‘bonita’. En su interior se encuentra el sepulcro de Lenin, así como el patíbulo o el monumento a Minin y a Pozharsky, dos héroes nacionales por su papel en la defensa del país contra la invasión polaca de principios del siglo XVII.
  • Catedral de San Basilio, Moscú: Situada en la Plaza Roja, este templo ortodoxo es conocido por sus cúpulas en forma de bulbo, que la hacen fácilmente reconocible. Uno de los iconos que visitar en Rusia fue construido en 1554 por orden de Iván el Terrible, obedeciendo a una promesa que había hecho años antes si conseguía conquistar el Kanato de Kazán. Está compuesta por nueve capillas independientes y su nombre original era Catedral del Manto de la Virgen, ya que fue bendecida un 1 de octubre, cuando se celebra esa festividad. Ha sobrevivido a varios incendios e, incluso, a un plan de demolición por parte de Stalin.
  • Museo del Hermitage, San Petersburgo: Situado en el corazón de San Petersburgo, entre el malecón del río Neva y la Plaza del Palacio, ocupa cinco edificios unidos (Hermitage Pequeño, Hermitage Viejo, Nuevo Hermitage, Palacio de Invierno y Teatro de Hermitage) formando uno de los conjunto arquitectónicos más bellos que ver en Rusia. Actualmente, atesora más de tres millones de objetos de Europa y Oriente desde tiempos remotos hasta el siglo XXI, siendo considerada una de las pinacotecas más completas del mundo, sumando el recorrido por todas sus salas una distancia de 24 kilómetros.
  • Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, San Petersburgo: También llamada Iglesia de la Resurrección de Cristo, fue edificada en el mismo lugar donde fue asesinado, víctima de un atentado, el zar Alejandro II de Rusia. Como anécdota curiosa hay que contar que durante la Segunda Guerra Mundial una bomba cayó sobre la cúpula más alta del templo, pero no llegó a explotar y se mantuvo en su interior durante 19 años, hasta que fue encontrada y retirada por unos obreros. Actualmente, otro de los lugares turísticos de Rusia acoge en su interior un museo estatal y sus mosaicos forman una de las mayores colecciones monumentales de Europa.
  • Palacio Peterhof, San Petersburgo: Se encuentra a 26 kilómetros de San Petersburgo. 20 fuentes, 2 cascadas, cerca de 40 estatuas y más de 200 bajorrelieves dan una idea aproximada de las dimensiones de la que fuera residencia de verano de Pedro I el Grande. Además de 6 construcciones a modo de palacete, alberga en su interior dos parques, uno de ellos, antiguo coto de caza. Una de las mejores maneras para llegar a este punto que visitar en Rusia es en barco tras un paseo que termina en el propio embarcadero de Peterhof.
  • Catedral de Kazán, San Petersburgo: Consagrada a la Virgen de Kazán, icono más venerado del país, esta Catedral que visitar en Rusia fue construida entre 1801 y 1811. Fácilmente reconocible por sus 96 columnas, siguiendo el modelo de la Basílica de San Pedro en Roma, guarda entre sus paredes la imagen de dicha virgen, símbolo de fe en toda la nación. Para muchos rusos, esta basílica es un recuerdo a las victorias militares del ejército en la guerra contra Napoleón, y en su interior se encuentra enterrado el mariscal Mijaíl Kutúzov, uno de los soldados que más veces se enfrentó en batalla contra el francés.
  • Teatro Bolshói, Moscú: Espacio físico, compañía de teatro, danza y ópera, el Bolshói fue fundado en 1776 por el príncipe Piotr Urúsov y el empresario inglés Michael Maddox. Uno de los lugares más turísticos de Rusia puede ser visitado de dos maneras: adquiriendo entradas para acudir a alguna de sus representaciones o con una visita guiada en inglés, lunes, miércoles o viernes. No existe posibilidad de reservar dichos tours on line, por lo que deberás hacer cola el mismo día en sus taquillas. Asegúrate de llegar pronto, ya que están limitadas a 20 personas por grupo y solo hay uno diario: a las 12:15.
  • GUM, Moscú: Construido a finales del siglo XIX, en los años previos a la Revolución rusa llegó a albergar 1.200 tiendas, siendo más tarde edificio de oficinas e, incluso, mausoleo para la mujer de Stalin. Tras disolverse la Unión Soviética fue privatizado y hoy en día es el centro comercial más grande y lujoso del país. Aunque no puedas permitirte la mayoría de sus tiendas de lujo: Dior, Cartier o Jimmy Choo, hay algunas otras accesibles para el bolsillo medio. Y, si no te gustan las compras en absoluto, merece la pena conocerlo aunque sea para tomar un café en este sitio tan emblemático.
  • Vladivostok: Última parada del famoso ferrocarril Transiberiano, esta ciudad portuaria es una de las más hermosas que ver en Rusia. Situada a orillas del mar de Japón, a más de 9.000 kilómetros de Moscú, Vladivostok presume de monumentos militares, más de 30 museos, academias, universidades y la sucursal de la Academia de Ciencias Rusa. La mejor época para conocerla es desde principios de agosto hasta finales de octubre, cuando el clima permite disfrutar de miradores y paseos marítimos mientras saboreas un bocadillo de pescado rebozado, capturado minutos antes.
  • Sochi: El centro vacacional más grande que visitar en Rusia está rodeado por las montañas del Cáucaso y se extiende a lo largo de 147 kilómetros por la costa del Mar Negro. Los complejos turísticos de Sochi reciben cada año a más de cuatro millones de visitantes en busca de su clima templado, bellas playas, lagunas con minerales y vegetación subtropical. Pero, también en invierno resulta igual de apetecible, con estaciones de esquí como la de Krásnaya Polyana, con más de 130 kilómetros de pistas, y su resort principal, Rosa Khutor, con 21 kilómetros de pistas rojas y 21 kilómetros de pistas negras.
  • Lago Baikal: Con casi 32.000 kilómetros cuadrados de superficie: 636 de largo, 80 de ancho, y una profundidad de 1.680 sin contar los sedimentos, el Baikal es un espectáculo se mire donde se mire. Contiene el 20 por ciento del agua dulce del planeta, y es el quinto río más largo del mundo, tras Amazonas, Nilo, Yangtsé y Misisipi-Misuri. Su agua posee tanta calidad que se considera potable, ya que los microorganismos que la habitan efectúan, sin quererlo, una exhaustiva limpieza.

Rusia en Pinterest

Viajá a Rusia > Ver Precios y Paquetes All Inclusive