Panamá y Bocas del. Paquetes All inclusive desde Argentina. Consultas a info@puravidaviajes.com.ar Tel. (11) 5235­6677

Panamá y Bocas del Toro Septiembre a Diciembre Vacaciones 2019

Precio desde $ars 98.000 por 7 días y 6 noches.
Volando con COPA
Traslados: Aeropuerto / Hotel / Aeropuerto.
Salidas: Septiembre a Diciembre de 2019.
Hotel/es
incluído/s en este paquete:

3 Noches Plaza Paitilla Panamá con desayuno.

3 Noches Bahía con desayuno. 

Solicite mas información sobre este Paquete Turístico:

Nombre*


E-mail*


Confirmar email:


Origen (provincia)*


Adultos*


Niños* Indicar edad al momento del viaje


Observaciones:


Panamá y Bocas del Toro Septiembre a Diciembre Vacaciones 2019

Canal de Panamá, el gran atajo

No hay reclamo más universal de Panamá que la sorprendente, magnífica e increíble obra de ingeniería que conecta dos grandes océanos, Atlántico y Pacífico. El Canal de Panamá es uno de los mejores atajos del mundo, y se extiende a lo largo de 80 kilómetros desde Ciudad de Panamá, la capital del país, en la costa pacífica, hasta Colón, en el Atlántico, atravesando la divisoria continental. Merece la pena ver esta maravilla. Tan impresionantes como los cargueros que pasan por sus esclusas son las legiones de animales que observan desde el borde de la selva. Dos centros de visitantes ofrecen plataformas de observación y museos que explican cómo se construyó y se amplió. También se pueden realizar excursiones en barco y kayak, incluso contratar un trayecto corto a través de las grandes compuertas. La nueva ampliación del canal, realizada con participación española e inaugurada a mediados de 2016 es la nueva maravilla de la ingeniería mundial –ha costado más de 15.000 millones de euros–, una razón añadida para verlo por primera vez o revisitarlo.

Ciudad de Panamá, cosmopolita y colonial

La capital más cosmopolita de América Central, sorprende con una costa de azul cegador y rascacielos relucientes que recuerdan a Miami. Ciudad de Panamá es dinámica y culturalmente diversa, rústica y sofisticada. Además de la ampliación del canal, la transformación de esta urbe de casi un millón de habitantes se completa con la primera red de metro de Centroamérica (a punto de culminarse) y la renovación del centro histórico. Ciudad de Panamá es Latinoamérica en todo su esplendor: ceviche, casinos y un montón de edificios que se apilan unos encima de otros, recortados contra el horizonte. El tráfico, caótico, no desmerece su encanto, la población es auténtica y la naturaleza nunca está muy lejos. El recuerdo de lo que la fue la ciudad antes del Canal permanece en el Casco viejo, barrio histórico repleto de antiguos conventos y adoquines. La arquitectura colonial puede recordar a La Habana, pero aquí el tiempo no parece haberse quedado detenido: sorprende el toque urbano y su ambiente relajado. La Cinta Costera, zona verde recién terminada, es un paseo que permite a peatones y ciclistas llegar desde el centro hasta el litoral, entre casetas de artistas, parejas, y plazas con música en directo.

La cara natural

Hay que escapar de los rascacielos de la capital para ver la cara más auténtica (y verde) de Panamá, país tropical con dos largas costas perfecto para disfrutar de la naturaleza. El turismo de aventura incluye sobrevolar la selva, nadar junto a tortugas o hacer senderismo con vistas sublimes a los bosques nubosos (conviene llevar prismáticos). También se puede explorar las ruinas de fuertes españoles en la costa caribeña, adentrarse en territorios autóctonos en una canoa o entregarse a la emocionante observación de la fauna, que aparece por todas partes: resplandecientes quetzales en la senda de las tierras altas, monos aulladores cabaña o ballenas que emergen del agua y convierten un trayecto en ferri en un viaje maravilloso. Con 220 especies de mamíferos y 978 de aves, Panamá es adictivo para los naturalistas. Guacamayos macaos, tucanes, perezosos, monos ardilla… Aunque uno solo sea espectador, los gritos y murmullos de la selva se quedan grabados en la memoria. Los aficionados más experimentados deben visitar las tierras altas o aventurarse por Darién para atisbar la legendaria águila arpía.

Dejar una contestacion