Arraial D'ajuda 26 de. Paquetes desde Argentina. Financiaciones. Consultas a info@puravidaviajes.com.ar Tel. (11) 5235-6677

Arraial D’ajuda 26 de Febrero Vacaciones 2018

Precio desde: $ars 22.000
8 días y 7 noches.
Transporte aéreo,
Volando con: LATAM.
Salidas: 26 de Febrero de 2018
Hotel/es incluído en este paquete:
Arraial D’ajuda 26 de Febrero Vacaciones 2018
4.3 (86.67%) 3 votes

7 Noches Aquarela Praia con desayuno. 


Solicite mas información sobre este Paquete Turístico:

Nombre*


E-mail*


Confirmar email:


Origen (provincia)*


Adultos*


Niños* Indicar edad al momento del viaje


Observaciones:


Arraial D’ajuda 26 de Febrero Vacaciones 2018
4.3 (86.67%) 3 votes

Arraial D’ajuda 26 de Febrero Vacaciones 2018

Arraial d’Ajuda, uno de los destinos más importantes y sofisticados de la costa bahiana. Este distrito aislado de Porto Seguro por un ancho río sin puentes, tiene playas con variedad notable de paisajes, población internacional y opciones culturales propias de ciudades en el espacio de lo que aún es casi una aldea.

Arraial d’Ajuda vs. Porto Seguro
Sólo el ancho del río Buranhem y 10 minutos de travesía en ferry separan Arraial d’Ajuda de Porto Seguro, la ausencia de un puente que conecte a los dos destinos turísticos más importantes del sur de Bahía hizo de Arraial d’Ajuda un destino claramente diferenciado de la popular y agitada Porto Seguro. Apenas cruzar el río con la Balsa y ya se percibe el cambio urbanístico radical: el camino que conduce a Arraial es arbolado, agradable y rodeado de posadas integradas al paisaje. Arraial d’Ajuda muestra de entrada el buen gusto que le falta a su vecina Porto Seguro.

A diferencia de Porto Seguro (con su orientación popular y turismo predominantemente local) Arraial d’Ajuda es uno de los destinos más sofisticados y cosmopolitas de la costa brasileña, y en su escaso tamaño de aldea concentra habitantes del mundo entero que alguna vez llegaron como turistas y no pudieron resistir la tentación de volver una y otra vez hasta instalarse definitivamente: quien llega a Arraial se quiere quedar.

Hippies en los 70 y turismo internacional en los 90
Primero fueron los hippies, que luego de agotar opciones costeras más al norte, se aventuraron a cruzar el río Buranhem en pequeñas embarcaciones y se instalaron en Arraial cuando el lugar era casi nada: sólo un arrabal (eso quiere decir arraial en portugués) de Porto Seguro que albergaba algunas poblaciones indígenas y una de las Iglesias más antiguas de Brasil enclavada en un altiplano encima de un paisaje playero de cocoteros, arrecifes, arena blanca y acantilados.

Arraial d’Ajuda era secreto, paradisíaco y virgen, y para los primeros hippies que se aventuraron, un edén elegido para instalarse y vivir en contacto con la naturaleza en libertad total como los indios; pero los hippies, a diferencia de los indios, viajan constantemente y están acostumbrados a contar sus experiencias a otros viajeros: los grandes secretos playeros no permanecen ocultos mucho tiempo y así; atraídos por la belleza exótica y la libertad del lugar, comenzaron a llegar viajeros de todo Brasil y del mundo: ese lugar que era sólo un arrabal, un lugar periférico a otro, y que estaba más allá de los límites de lo civilizado, comenzó a transformarse en un destino turístico internacional en sí mismo, los accesos al lugar crecieron exponencialmente, se creo el transporte tipo ferry aquí llamado “Balsa”, y pronto comenzó a llegar el turismo masivo.
Los turistas argentinos e israelies comenzaron a llegar en los años 90, Arraial ya tenía para ese entonces una infraestructura completa de servicios, y varios restaurantes por esa época comenzaron a poner carteles escritos en hebreo para atraer a los nuevos visitantes, que a pesar de no entender una palabra de portugués, coparon el lugar al punto en que por esos años comenzó a decirse que aquí era “Israel d’Ajuda”.

Luego llegaron los europeos masivamente a principio de la década del 2000, sobre todo atraídos por el real barato frente a un euro en ese entonces todopoderoso. Muchos de los que se enamoraron del lugar se instalaron para vivir y crearon posadas y hoteles, dentro del escaso territorio disponible las posadas brotaban una al lado de otra y Arraial d’Ajuda se consolidó como uno de los lugares de Brasil con mayor densidad de alojamiento.

De todas esas oleadas turísticas los extranjeros que se fueron instalando definitivamente mostraban su presencia y traían sus costumbres. Arraial comenzó a ser llamado “La Esquina del Mundo”, y se transformó en uno de los sitios más cosmopolitas de Brasil, con gente de todo el mundo que comenzó a habitar este lugar y a traer a sus compatriotas, a partir de estas migraciones masivas de extranjeros comenzó a ser común que se entremezclaran en el sonido ambiente de la aldea diálogos en portugués, español, ingles, holandés, italiano, francés, alemán y hasta japonés…

Arraial creció enormemente desde sus tiempos hippies y el metro cuadrado de los terrenos cercanos a la playa es de los más caros de Brasil; pero sigue fiel a una simplicidad urbanística refinada y con buen gusto: la energía vital implantada por sus primeros habitantes permanece y se ha enriquecido al punto de tener ofertas culturales difíciles de encontrar en otro pueblo de sus dimensiones y características. Arraial d’Ajuda por dar una idea, tiene un Festival de cine, un teatro, galerías de arte, centros culturales y multitud de músicos y artistas de todo tipo entre sus habitantes.
Su historia ligada al nacimiento de Brasil, sus numerosas fuentes culturales amalgamadas y sobre todo su notable geografía continúan encantando a brasileños y extranjeros del mundo entero: últimamente son los italianos, quienes huyendo del frio y de la crisis europea, llegan en masa a instalarse y abren restaurantes, bares y posadas en este rincón de la costa bahiana.

Arraial d’Ajuda cuenta con una infraestructura de alojamiento de las más variadas que se puede encontrar en la costa brasileña, su exageración en cuanto a opciones de alojamiento hace de Arraial una de las mejores opciones para viajes fuera de temporada, la competencia entre las posadas produce precios imbatibles en fechas posteriores a Carnaval y anteriores a fin de año. En Arraial d’Ajuda hay todo tipo de posadas: desde lo más barato a lo más exclusivo; la aldea además tiene una enorme cantidad de restaurantes y bares internacionales, y la mejor noche del sur de Bahía, concentrada sobre todo en la “Rua de Mucugê”, y en las numerosas fiestas de música electrónica en la playa que son comunes en temporada alta y durante las noches de luna llena.

Esa luna llena saliendo del mar además de fiestas y “happy hours” genera que todos se queden hipnotizados mirando el horizonte. Esa luna enorme y anaranjada que emerge del mar al mismo tiempo que la noche cada 28 días, y el espectáculo que produce, ha sido también una poderosa razón para muchos querer quedarse para siempre en Arraial.
Los que se quedan dicen que aquí hay una energía especial, una energía sólo encontrada en un puñado de lugares del mundo. Una energía que retiene o que impide alejarse demasiado sin querer volver.


Dejar una contestacion